La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

para cantar a los hombres

para cantar a los hombres
y sus reinos
tendría que subir al monte más alto
y sentarme en el frío
para contemplar las ruinas del mundo

apagar este hilo de voz que me queda
y sumirlo tinieblas 
para que mi silencio de escarcha
tomara la tierra

esa nada
que cubre la nada
sería mi canto

no hemos comprendido nada
y en nada
nos convertiremos

No hay comentarios:

Publicar un comentario