La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

A partir de ahora

a partir de ahora
sólo puedo cantar la derrota

el paso de la última lágrima
por la piel inerte
de una cara
donde todavía
se puede leer el espanto

no me digas que sonría
y no mire atrás

yo también vivo en las mentiras
pero me arden los pies
a cada paso

no me pidas que sonría
y viva con los ojos cerrados

ese fuego
que inflama  la tierra
es lo único que me obliga
a caminar

No hay comentarios:

Publicar un comentario