La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

al principio

yo te decía

al principio
todo era caos

y tú me decías

sólo mi espectro
sobrevolaba la mierda

sé lo que es la mierda

entre el cielo
y la tierra
hay un limbo fétido

y tras la noche más larga
llegó el primer día

y desde entonces
me aferro a la luz

¿y el miedo?

para eso
ya no nos queda tiempo

un chaval
rapea nuestra historia

prendemos la llama
da igual donde nos lleve
todo esto

mi fantasma
sobrevolaba las aguas en penumbra
pero ahora
vuelvo a ser un guerrero

el bosco de rafael alberti


desde

desde los patios traseros
desde los sótanos más húmedos
desde las tierras baldías

llega la música

un dos tres
un dos tres

a lomos del aire


álamos

álamos
que flanquean la riera

suaves lomas
que rodean las huertas

leves almas
de la gente de mi tierra

el viento
da un respiro a la tarde

y a lo lejos
el mar
espera

el diluvio cotidiano








canta con voz de cuchillo
una pequeña mujer
encaramada a un violín

and i love you

un salvavidas
en el diluvio cotidiano

and i love you

¿puede algo tan frágil
hacerme sentir tan vivo?

en la noche
podría quebrarme en diminutos trozos
y perderme en el silencio para siempre
pero ella me rescata en un abrazo
y me dice
no pasará nada
eres fuerte

and i love you

galopan caballos salvajes
entre sus manos

and i love you

nada puede sucederme





síndone

tigris
éufrates
nilo

trigo
colza
lino

síndone
síndone
síndone

síndone
de lino blanco 

síndone
de agua clara
síndone
de piel sedosa
síndone
de azogue inmóvil

me llevas en tu mortaja

desollado

debería salir al mundo
desollado
mostrando mis adentros

pero finjo
que creo en el verde de la yedra
y en la tierra que la pare sin descanso

debería ser sincero

gritar
no creo

no creo en el sol que me ilumina
ni en el aire que me acaricia
ni en la vigilia
ni en el sueño
ni siquiera
en la poesía

debería salir al mundo
sin esta fina envoltura
y gritar
no creo

pero finjo

agua y viento

mi padre murió pidiendo agua
y viento

en su locura
creía que su cuerpo estaba en llamas
agonizó ardiendo en una hoguera
y suplicaba que apagáramos el fuego

durante días
le abanicamos
le soplamos
y con un trapo mojado humedecimos su piel

hasta que acabó todo
y se apagó
para siempre

yo
que creo que estoy vivo
aunque a veces dudo
incluso de mi propia existencia
también me siento en llamas
siento que me consumo
y que ni todo el agua del mudo
puede apagar ese fuego

me consumo
en mí mismo
me diluyo
en esa misma hoguera
irremediablemente
con todos los míos

porque no supe llorarte

porque no supe llorarte
permaneces en todos los hombres
como un espectro sin brazos

porque no supe olvidarte
estás en todas las camas
con los ojos abiertos
mirándome

porque sigo apretando los puños
detrás de cada duna
vuelve a nacer el desierto

¿por qué no supimos querernos?