La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

imposible predecir



es imposible predecir
cuándo se desintegra
el núcleo
de un átomo
de uranio
concreto

el miedo duerme apaciblemente
en ataúdes acolchados

procesos
cuánticos
internos

la anciana que pasa todos los días
pidiendo una moneda
con un vaso de papel en la mano
rompe una galleta con los dientes
y da de comer a las palomas

apaciblemente

cuando revolotean las aves
frente a ella
duerme el miedo

creen los científicos
que ocurre
en un instante
y no en otro
sin razón aparente

el miedo duerme
y no hay razón
profunda
para ello


No hay comentarios:

Publicar un comentario