La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

hay vidas

hay vidas que solo se pueden vivir de pie
ni inclinado
ni de rodillas
ni tumbado

hay vidas que te piden un cuerpo erguido
desafiando a todo y a todos
luchando contra los vientos helados de la barbarie

hay vidas que te dejan solo
y debes ser valiente
y seguir creyendo que mañana
todo irá mejor

hay vidas que prescinden de la gente
hay vidas que nacen muertas
hay vidas que no se sienten

y no hay más remedio
que caminar con zapatos como cuchillas
sobre el mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario