La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

un sitio y un tiempo

vivía en un mañana antiguo
como el que habitan los muertos

un sitio y un tiempo
que tenían algo de legendario

una especie de laberinto
sin ansiedad
donde nunca llegaba el alba
porque no había ventanas

ni era necesario

1 comentario:

  1. El alba es necesario. Pero en poesía, todo se permite.

    Saludos

    ResponderEliminar