La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

en los márgenes

en los márgenes del camino
sobrevivo
como rama truncada
en el suelo

hay que ser muy alto
y muy fuerte
para  ser árbol
y resistir al vendaval

ellos se alargan hasta el cielo
jugando a ser titanes

yo vivo besando la tierra
que es mi madre

pero que nadie olvide

aunque habite en el barro
estoy hecho de la misma leña
que el resto del bosque

cuando llega el fuego
todo arde


No hay comentarios:

Publicar un comentario