La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

espero

espero un resuello
que me salve de mí mismo

un murmullo en el aire
que me sirva de muletas

un rumor de olas
que me devuelva la sangre

una letanía telúrica
que me derrumbe 
como a una casa vieja

aunque esté seguro
de no saber nada

sigo esperando 
que me asalte el alba

2 comentarios:

  1. Precisosa espera donde el aliento se dosifica para sentir el poema.

    Mil besitos

    ResponderEliminar
  2. Hermosos versos que dejan el sinsabor de una espera que parece eterna. Besos y buen domingo Francisco.

    ResponderEliminar