La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

un cinturón

un cinturón
una tira de cuero provista de una hebilla
para ceñir una prenda de vestir
a la cintura

sin embargo
para un niño de ocho años
es un cetro de poder
el símbolo del castigo

una vara que pasa
de hombre a hombre
de padre a padre
de monstruo
a monstruo

finalmente
aquél día
se desató la furia

el origen
la provocación
es lo de menos
nunca hay razón
para dar una paliza
a un niño

empezó el ritual
los gritos
las amenazas
y finalmente
se desabrocha el cinto
toda la rabia del mundo
contra un chiquillo

empieza la danza
alrededor de la mesa
con cada golpe
le deja marcado en la piel
un mensaje

a mí me pegó mi padre
a él le pegó mi abuelo
todos pegaron a sus mujeres
te dejo en herencia
todo el rencor
de la tierra

aquél día fue expulsado de la niñez
se convirtió en un viejo
de ocho años
estar solo ante el monstruo
le dejó solo para toda la vida
le robó el futuro
y le ató al pasado

hoy comprende
aquel rito

mientras quema la correa
quema a todos los monstruos  
se siente liberado

rompe el círculo del dolor
rompe el círculo del castigo
se devuelve al presente
y devuelve la infancia
a los que vendrán
el monstruo a muerto
en mí

1 comentario: