La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

no hagas ruido

la noche es una jaula
rodeada de alacranes sonámbulos

no hagas ruido
no los despiertes
mantente inmóvil
en tu sarcófago de algodón

gana tiempo

si despiertan los guardianes
su aguijón crece
hasta ser beso
y viene la muerte
con sus ojos claros
a iluminar la noche

y te descubres desnudo
y solo
frente al espejo


1 comentario:

  1. la maldad que tenemos adentro
    siempre querrá prevalecer

    ResponderEliminar