La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

miré

miré hacia arriba
y vi la inmensa bóveda estrellada

miré a mi alrededor
y pude ver caminando
las galaxias que se expandían
y chocaban

pequeñas personas repletas
de astros

miré en mi interior
y pude ver el enorme silencio
que precedió a todo

tuve miedo

y volvió a ser el paisaje
un bulevar de mi ciudad
poco transitado

No hay comentarios:

Publicar un comentario