La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

la profecía (114)

Sólo tiene sentido la profecía
Aquello que sale de dentro
Si tus raíces se hunden
En lo más profundo de la tierra

no eliges decir
las palabras brotan de tu boca
como un manantial de fuego vivo

en otro tiempo escarbé en lo sagrado
sin entender
que nada es santo
porque todo lo es

sé que la muerte me ronda
noto su brisa de almizcle
alrededor de mi cuello
pero eso ya no me importa
lo importante es el canto
que sale de mi pecho

se acabó murmurar a los hombres
al oído
mi canto es la vida misma
subo a los montes
y alzo la voz
sobre todas las naciones

deponed vuestras guadañas
enterrad vuestras coronas
arrancad las lenguas de vuestras bocas
dejad de adorar a vuestros dioses
viejos
pequeños
impotentes
llega la vida triunfante
arrasándolo todo
para que todo permanezca

No hay comentarios:

Publicar un comentario