La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

ir a los campos

voy a los campos
y de rodillas
me pongo a escarbar en el suelo
con rabia
buscando una respuesta

me paso horas sacando
piedras
raíces
silencio
angustiado
como si mi vida dependiera de ello

con las manos ensangrentadas
de arañar en la tierra 
con el cuerpo embarrado
y lleno de sudor

y al fin
exploto a llorar
desesperado

con las manos ensangrentadas
y los brazos en alto
grito al cielo
exigiendo una respuesta
que nunca llega

porque el cielo nunca responde
y me quedo dormido
sobre la hierba 

No hay comentarios:

Publicar un comentario