La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

girando hacia nuevas fronteras

me cansé de saborear las heces
que defecaba en mi boca
el toro de la abundancia
que muere plácidamente
en las aceras wall street

me cansé de vagar por el mundo
recopilando pergaminos
y bellos cadáveres momificados

busco nuevas fronteras
en estados alterados de conciencia
como un derviche giróvago
como un monje tibetano
como una vieja rezando el rosario

aloe sobre las llagas
agua fresca para mi lengua

giro sobre mí mismo
a lomos de la tierra
que gira sobre sí misma

todos los círculos son sagrados

No hay comentarios:

Publicar un comentario