La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

como una roca

como una roca
sólida y dura
como un río
caudaloso y torrencial
como un viento
que lo arrasa todo

así es la vida
que se me desboca
por las venas
que me mantiene firme
a la tierra
que me envuelve
de  belleza

es el fuego
que me quema
y me consume
sin descanso

así es la vida
como una roca

2 comentarios:

  1. Gran poema, valiente, honesto y desesperado, casi darwinista, mostrando esa aptitud decidida, esa lucha implícita en la existencia.

    ResponderEliminar