La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

la sangre hace un ruido ensordecedor

la sangre hace un ruido ensordecedor
cuando sale a borbotones
de mi muñeca
y se estrella contra el suelo

un cataclismo
que lo arrasa todo
quiere seguir su camino

por mucho tiempo pensé
que lo que había en mis venas
era hielo de color rojo
sangre coagulada
o incluso carne muerta
podrida

pero estoy vivo
tengo la prueba
acariciando la palma de mi mano
caliente
casi una llama

gotea mi ser sobre la tierra
gotea la vida sobre la vida
vuelve la tierra a la tierra

miro fijamente el bello espectáculo
embelesado

no será hoy
el día en el que vuelva
yo
a ser cenizas

no estoy vivo
soy la vida
que borbotea incesante
en todos los rincones del planeta

volverá mañana a salir el sol
y la herida cicatrizará
como cicatrizaron todas

No hay comentarios:

Publicar un comentario