La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

de nuevo se derrama la noche

de nuevo se derrama la noche
como un alud de pena
sobre mi cuerpo helado

otra vez
llegará con el alba el sol

y el hielo de mis manos
será primero rocío

y siguiendo los riachuelos
después  será  río

y quién sabe si algún día
por fin
seré mar


No hay comentarios:

Publicar un comentario