La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

a la ciudad (barcelona)

sentada entre dos ríos
cíclope y mujer
infinita y eterna
con las piernas abiertas
mirando al mar

madre joven
que menstrua sobre la arena
tinte rojo del océano
llanto sobre los campos 

madre vieja
que defeca sobre sus hijos
y hace del monte desierto
con el calor ardiente de sus manos

madre anciana
creadora de mitos y leyendas
mapas
en los caminos angostos de la vida

madre niña mal criada
que devora la cabeza de su prole
como una mantis religiosa
mientras copula con ellos

No hay comentarios:

Publicar un comentario