La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

silla vacía

mi madre
prepara la mesa
a la una menos cinco
como siempre

y me pone
plato
vaso
y cubiertos
donde se sentaba mi padre

enfrente
queda vacía
mi silla dura de muchacho

y es que los dos hemos muerto

ni tú
padre
ni aquel callado chaval
con el que discutías a diario
están hoy alrededor
del roído mantel de hule

sólo queda maría
en grave vestido negro
sentada
como siempre
con medio tomate
un trazo de pan
y un viejo cuchillo mellado

podría preguntarle
a maría
si recuerda algo de los ausentes
pero seguramente
nuestra ceniza
está mejor en el viento

tu tronco adolescente

tu tronco adolescente
en la resina

mi tallo inocente
admirando tu pelo largo

los dos
bajo un cielo de alfileres vivos

y a nuestro alrededor
los perros jugando

tú los señalabas
y decías
ahora mismo podrían ser escarcha
sobre la pinaza

y yo
no entendía el frío

tú me enseñabas tu mano
y decías
dentro de mis dedos
espera el nácar

¿todo es hielo?

los abrazos de tu madre
dibujarán un hueco


corteza
y tronco

yo
resina
y savia

dejé el monte
bajé al pueblo
y por el camino
preguntaba a la gente

¿todo es hielo?

y respondían
granizo
y nieve
el mundo está preñado de escarcha

no llores niño
no llores agua

yo
resina y savia

mi tallo trunco
lloraba





‘Today, I Rise’ by Alexandra Feldner


¿dónde?

¿dónde está dios?
¿dónde los hombres?
¿dónde?

un imperceptible hilo
parece unirlo todo en las tinieblas

tiemblan tijeras
en mi cabeza

no me resigno
a la soledad
alguien me mira tras las estrellas

me arrastra un río lácteo
ruedo
grito
me ahogo en el tiempo
y en un último hilo de voz
digo

¿dónde está dios?
¿dónde los hombres?
¿dónde?

al principio

yo te decía

al principio
todo era caos

y tú me decías

sólo mi espectro
sobrevolaba la mierda

sé lo que es la mierda

entre el cielo
y la tierra
hay un limbo fétido

y tras la noche más larga
llegó el primer día

y desde entonces
me aferro a la luz

¿y el miedo?

para eso
ya no nos queda tiempo

un chaval
rapea nuestra historia

prendemos la llama
da igual donde nos lleve
todo esto

mi fantasma
sobrevolaba las aguas en penumbra
pero ahora
vuelvo a ser un guerrero